Cuestión de dislexia

Mass Media

Por qué eres así.

        Puede que no seas consciente de ello, pero tú no eres sólo tú. Se podría bromear diciendo como Ortega y Gasset que en realidad eres tú y tu circunstancia, pero sería un error basar algo así en una especie de individualidad irreal, siendo más correcto decir que eres tú y las circunstancias, entendiéndose “circunstancias” como un movimiento de aconteceres de origen plural tanto en los hechos como en lo colectivo social. Resumiendo, tú no eres tú, si alguna vez has entendido esa singularidad como algo único y no afecto o contaminado.

Somos como una partícula en un modelo de física cuántica; cualquier relación con el medio condiciona nuestro comportamiento y lo que somos excepto que hayamos estado en una urna aislados incluso de la nada. Esto no es nuevo, todos sabemos que la interacción siempre influye de alguna forma. Lo que sí es relativamente nuevo es disponer de patrones para influir en lo que queremos que sean los demás como quien dispone de un mando a distancia mágico.

Se suele recurrir para explicar este fenómeno a Goebbles y su máxima de: “una mentira mil veces repetida se convierte en verdad”, aunque para el caso era psicología inversa, pues él la utilizaba para desacreditar las críticas de los oprimidos. Pero sí, está demostrado empíricamente que funcionamos así o que como mínimo estamos supeditados funcionalmente a la influencia de la información reiterativa.

¿Cómo se puede afirmar tal cosa?

No es un asunto baladí, porque aunque parezca mentira hay toda una disciplina académica dedicada a ello, y es además considerada una ciencia, algo que una de sus hermanas mayores no ha logrado…

Psicología Social


La psicología social es el estudio científico de cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influidos por la presencia real, imaginada o implicada de otras personas.1 Según esta definición, científico refiere al método empírico de investigación. 
Los términos, pensamientos, sentimientos  y comportamientos incluyen todas las variables psicológicas que se pueden medir en un ser humano. La afirmación de que otras personas pueden ser imaginadas o implícitas sugiere que, de manera indefectible, estamos influenciados socialmente, incluso cuando:

a) No hay otros individuos presentes -como cuando vemos la televisión-, o

b) Seguimos normas culturales internalizadas.

La Psicología Social puede ser definida también como la ciencia que estudia los fenómenos sociales e intenta descubrir las leyes por las que se rige la convivencia. Investiga las organizaciones sociales y trata de establecer los patrones de comportamientos de los individuos en los grupos, los roles que desempeñan y todas las situaciones que influyen en su conducta. Todo grupo social adopta una forma de organización dictaminada por la misma sociedad con el fin de resolver más eficazmente los problemas de la subsistencia.

¿En la práctica qué aplicación útil se encuentra a esta disciplina?

Pues lo siento por los titulados en ella: pero sólo sirve para el diagnóstico y lo que es peor, la manipulación del comportamiento de la conciencia colectiva afectando al individuo desde patrones generales.

Es muy práctica, y está claramente dirigida a serlo. Los grandes estudios de mercado hacen mayor uso de ella que de la sociología; más de cómo influir y cómo crear una necesidad que de cómo adaptar un producto al interés de un grupo bajo criterios de preferencias. O dicho de otra forma: el producto es indiferente si puedo hacer que te guste o que lo necesites.

Y se hace cada día en cualquier lugar del mundo, pero la mercantil es la menos nociva de sus aplicaciones; la verdaderamente criminal, es la de considerar “producto” a la opinión.

Noam Chomsky escribió el decálogo de la manipulación, y rezaba así:

1- LA ESTRATEGIA DE LA DISTRACCIÓN.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2- CREAR PROBLEMAS, Y DESPUÉS OFRECER SOLUCIONES.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3- LA ESTRATEGIA DE LA GRADUALIDAD.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4- LA ESTRATEGIA DE DIFERIR.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como”dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5- DIRIGIRSE Al PÚBLICO COMO CRIATURAS DE POCA EDAD.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6- UTILIZAR EL ASPECTO EMOCIONAL MUCHO MÁS QUE LA REFLEXIÓN.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7- MANTENER AL PÚBLICO EN LA IGNORANCIA Y LA MEDIOCRIDAD.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la mas pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8- ESTIMULAR AL PÚBLICO A SER COMPLACIENTE CON LA MEDIOCRIDAD.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9- REFORZAR LA AUTO-CULPABILIDAD.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo,  uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10- CONOCER A LOS INDIVIDUOS MEJOR DE LO QUE ELLOS MISMOS SE CONOCEN.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Sólo quiero ponerle un pero (y así volvemos a Goebbles y la psicología social): olvidó hablar de la reiteración infinita en la comunicación que en España podría traducirse en la práctica como la insistencia en centrar el mensaje en asuntos que mantengan el estado de la institucionalidad fundada y conformada para favorecer el statu quo.

Esto dicho en Román Paladino no es más que utilizar los medios de comunicación para CREAR la realidad centrando indefectiblemente el mensaje en PSOE y PP, en el marco de una “democracia” que no es tal, ofreciendo un aspecto de seriedad e inexorabilidad que desprecia el sentido común.

Solución: hay que tomar los medios públicos, y exigir la regulación en la concesión de licencias de los medios privados para dar entrada a informativos independientes, o de lo contrario estamos perdidos.

No centremos nuestra indignación en políticos o capitalistas, sino en aquel motor que permite que puedan seguir riéndose de nosotros. Sí o sí el vector que lo permite es el de la difusión de un mensaje que aliena a la sociedad (que nos aliena), y que hay que destruir.

A por la libertad de expresión y sentido y mensaje crítico: a por las grandes corporaciones mediáticas. No consintamos que se sigan burlando de nosotros.