Cuestión de dislexia

España

Un gas de olor agradable

Parece que reverdecen los términos del pasado, las heridas que nunca se cerraron se hacen presentes porque las vanidades viajan con nuestra especie como una rémora con un tiburón. De algunas entrañas emanan viejas fórmulas de organización en forma de ácido butírico ideológico que buscan invadir nubes de otro viejo gas, para imponer su aroma.


Estando basadas en la descomposición de los mismos principios, pero en diferentes proporciones, las flatulencias umbilicales de nuestro grupo huelen a nosotros –en realidad “nosotros” es el resultado del mimetismo logrado por un aroma de gran poder transformador–. Las de otros grupos huelen a ellos, pero la mezcla no huele a nada, porque su incompatibilidad neutraliza su fragancia y no perfuma.


Tanta lucha para no conseguir ni un frasco de esencia, ni bueno ni malo, ni agradable ni pestilente: nada. Pero insistimos mientras se suceden generaciones con igual obcecación.


¿Qué tal estaría por una vez, visto el resultado de lo intentado hasta ahora, que dejásemos aparcada nuestra fórmula para que todos aquellos que anhelan otro ambiente decidieran la composición por sí mismos pese a su ausencia de maestría?


Quizá sea un desastre; quizá. Pero al menos será su desastre, y seguro que no será mayor que el de ir esquivando desoladoras nubes inertes que pese a ello amenazan con tormenta de hedor.


-Paco Bello.

http://partidoilp.com/index.php

Anuncios

Por qué eres así.

        Puede que no seas consciente de ello, pero tú no eres sólo tú. Se podría bromear diciendo como Ortega y Gasset que en realidad eres tú y tu circunstancia, pero sería un error basar algo así en una especie de individualidad irreal, siendo más correcto decir que eres tú y las circunstancias, entendiéndose “circunstancias” como un movimiento de aconteceres de origen plural tanto en los hechos como en lo colectivo social. Resumiendo, tú no eres tú, si alguna vez has entendido esa singularidad como algo único y no afecto o contaminado.

Somos como una partícula en un modelo de física cuántica; cualquier relación con el medio condiciona nuestro comportamiento y lo que somos excepto que hayamos estado en una urna aislados incluso de la nada. Esto no es nuevo, todos sabemos que la interacción siempre influye de alguna forma. Lo que sí es relativamente nuevo es disponer de patrones para influir en lo que queremos que sean los demás como quien dispone de un mando a distancia mágico.

Se suele recurrir para explicar este fenómeno a Goebbles y su máxima de: “una mentira mil veces repetida se convierte en verdad”, aunque para el caso era psicología inversa, pues él la utilizaba para desacreditar las críticas de los oprimidos. Pero sí, está demostrado empíricamente que funcionamos así o que como mínimo estamos supeditados funcionalmente a la influencia de la información reiterativa.

¿Cómo se puede afirmar tal cosa?

No es un asunto baladí, porque aunque parezca mentira hay toda una disciplina académica dedicada a ello, y es además considerada una ciencia, algo que una de sus hermanas mayores no ha logrado…

Psicología Social


La psicología social es el estudio científico de cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influidos por la presencia real, imaginada o implicada de otras personas.1 Según esta definición, científico refiere al método empírico de investigación. 
Los términos, pensamientos, sentimientos  y comportamientos incluyen todas las variables psicológicas que se pueden medir en un ser humano. La afirmación de que otras personas pueden ser imaginadas o implícitas sugiere que, de manera indefectible, estamos influenciados socialmente, incluso cuando:

a) No hay otros individuos presentes -como cuando vemos la televisión-, o

b) Seguimos normas culturales internalizadas.

La Psicología Social puede ser definida también como la ciencia que estudia los fenómenos sociales e intenta descubrir las leyes por las que se rige la convivencia. Investiga las organizaciones sociales y trata de establecer los patrones de comportamientos de los individuos en los grupos, los roles que desempeñan y todas las situaciones que influyen en su conducta. Todo grupo social adopta una forma de organización dictaminada por la misma sociedad con el fin de resolver más eficazmente los problemas de la subsistencia.

¿En la práctica qué aplicación útil se encuentra a esta disciplina?

Pues lo siento por los titulados en ella: pero sólo sirve para el diagnóstico y lo que es peor, la manipulación del comportamiento de la conciencia colectiva afectando al individuo desde patrones generales.

Es muy práctica, y está claramente dirigida a serlo. Los grandes estudios de mercado hacen mayor uso de ella que de la sociología; más de cómo influir y cómo crear una necesidad que de cómo adaptar un producto al interés de un grupo bajo criterios de preferencias. O dicho de otra forma: el producto es indiferente si puedo hacer que te guste o que lo necesites.

Y se hace cada día en cualquier lugar del mundo, pero la mercantil es la menos nociva de sus aplicaciones; la verdaderamente criminal, es la de considerar “producto” a la opinión.

Noam Chomsky escribió el decálogo de la manipulación, y rezaba así:

1- LA ESTRATEGIA DE LA DISTRACCIÓN.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2- CREAR PROBLEMAS, Y DESPUÉS OFRECER SOLUCIONES.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3- LA ESTRATEGIA DE LA GRADUALIDAD.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4- LA ESTRATEGIA DE DIFERIR.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como”dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5- DIRIGIRSE Al PÚBLICO COMO CRIATURAS DE POCA EDAD.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6- UTILIZAR EL ASPECTO EMOCIONAL MUCHO MÁS QUE LA REFLEXIÓN.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7- MANTENER AL PÚBLICO EN LA IGNORANCIA Y LA MEDIOCRIDAD.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la mas pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8- ESTIMULAR AL PÚBLICO A SER COMPLACIENTE CON LA MEDIOCRIDAD.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9- REFORZAR LA AUTO-CULPABILIDAD.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo,  uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10- CONOCER A LOS INDIVIDUOS MEJOR DE LO QUE ELLOS MISMOS SE CONOCEN.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Sólo quiero ponerle un pero (y así volvemos a Goebbles y la psicología social): olvidó hablar de la reiteración infinita en la comunicación que en España podría traducirse en la práctica como la insistencia en centrar el mensaje en asuntos que mantengan el estado de la institucionalidad fundada y conformada para favorecer el statu quo.

Esto dicho en Román Paladino no es más que utilizar los medios de comunicación para CREAR la realidad centrando indefectiblemente el mensaje en PSOE y PP, en el marco de una “democracia” que no es tal, ofreciendo un aspecto de seriedad e inexorabilidad que desprecia el sentido común.

Solución: hay que tomar los medios públicos, y exigir la regulación en la concesión de licencias de los medios privados para dar entrada a informativos independientes, o de lo contrario estamos perdidos.

No centremos nuestra indignación en políticos o capitalistas, sino en aquel motor que permite que puedan seguir riéndose de nosotros. Sí o sí el vector que lo permite es el de la difusión de un mensaje que aliena a la sociedad (que nos aliena), y que hay que destruir.

A por la libertad de expresión y sentido y mensaje crítico: a por las grandes corporaciones mediáticas. No consintamos que se sigan burlando de nosotros.


Los Navy Seals confunden el objetivo.

Esta pasada madrugada se ha producido uno de los episodios más bochornosos de la reciente historia militar, cuando, según un informe de la agencia de inteligencia estadounidense F.I.A. se aseguraba que, -el que hasta el asesinato de Osama Bin Laden era considerado número dos de Al-Qaeda y ahora comandante en jefe de la organización guerrillera-, Ayman al-Harakihri, se encontraba oculto en un palacio en la zona residencial próxima a la Ciudad Universitaria de Madrid.

Esta información ha hecho formar un operativo de intervención inmediata para el asalto y arresto o ejecución del objetivo.

La misión, denominada “Gallinácea”, se inició al alba en la Base de Morón, “con un tiempo duro con viento de levante de 35 nudos”, y según comentó el ministro de Defensa Robert Fates esta mañana en su alocución explicativa en el Congreso, dos helicópteros de transporte AS-532UL “Cougar” trasladaron a las fuerzas especiales a puntos predeterminados por un estudio fotográfico previo, mientras otros dos helicópteros BO-105 de combate prestaban apoyo.

El asalto afortunadamente no ha producido víctimas mortales, ya que fruto de la perspicacia e inteligencia analítica de uno de los miembros destacados de los SEALS, se llegó a la conclusión de que los objetivos eran erróneos, pues el idioma en el que se lamentaban los sujetos torturados no parecía árabe, tras lo cual se decidió abortar dicho operativo.

Según ha trascendido de informaciones filtradas por uno de los miembros del grupo asaltante, el error pudo deberse a una creación defectuosa de los modelos de estética facial proporcionados por la misma oficina técnica que simuló el aspecto de Bin Laden mediante una fotografía de Gaspar Llamazares, y que en esta ocasión había usado como modelos al Vicepresidente Rubalcaba y a un personaje de la farándula conocido como “Pozí”.

Parece que la rocambolesca odisea militar va a obligar a varias personalidades de la administración y las finanzas a permanecer ausentes de la vida pública por una temporada, pues aunque no existe comunicación oficial, han sido filtradas también unas imágenes del lamentable estado en que han dejado a varios de los desafortunados e involuntarios actores de esta tragicomedia.

Está claro no obstante que no ha existido mala intención, y que para salvaguardar la democracia se deben asumir algunos equívocos; aunque no sabemos qué opinarán los damnificados. Esperemos que a partir de ahora se utilicen criterios más elaborados a la hora de asesinar a los responsables de las disidencias y grupos organizados y las acciones contra ellos.


Democra… ¿qué?

Dice el Diccionario de la R.A.E. Lo siguiente:

democracia.

(Del gr. d?µ???at?a).

1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Y según la enciclopedia Wikipedia:

Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la “totalidad” de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.

La definición no tiene trampa si nos centramos en su objeto.

¿Una sociedad en la que existan las elecciones y estas se celebren cada 40 años es una democracia? ¿no parece muy “democrático” , verdad? ¿y cada 4 es más democrático? ¿se adapta esto a la esencia de la definición de democracia o sólo a lo accesorio?

¿Una sociedad en la que el Jefe del Estado y Capitán General del ejército de la nación no haya sido elegido, y que además sea considerado inalienable e irresponsable ante la ley, tampoco? ¿no?

Artículo 56.

El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado Español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las Leyes.

Su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona.

La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.

Y por qué digo que no ha sido elegido…

Es muy sencillo.

El miércoles 6 de diciembre de 1978 se celebró en España el referéndum por el cuál se planteaba a los españoles la aprobación o no de la nueva Constitución española de 1978 aprobada en las Cortes. La pregunta planteada fue “¿Aprueba el Proyecto de Constitución?”. El resultado final fue la aprobación del proyecto constituyente, al recibir el apoyo del 88,54 por ciento de los votantes. Teniendo en cuenta que al referendo acudieron a votar el 67,11 por ciento de los electores, el apoyo total de los censados al proyecto constitucional fue del 58,97%.

Dejando aparte el condicionamiento positivo que hubiera podido darse en un pueblo que salía de una dictadura de 40 años, la legitimidad que pueda tener una Constitución que fue rechazada por varios territorios, que tuvo más grupos políticos en contra que a favor, el posicionamiento favorable del mayor (y único) medio masivo de comunicación audiovisual (RTVE), el carácter consultivo y no vinculante de aquel “referéndum”… lo que se puede decir sin lugar a dudas, pues es un hecho: es que ningún ciudadano menor de 51 años ha tenido oportunidad de pronunciarse al respecto.

Y si no hemos podido elegir al Jefe del Estado (que es el jefe del ejército), ¿se cumple el sentido básico del término “democracia”?

Pero vayamos más allá.

Supongamos que no existe la figura inalienable, irresponsable y no sujeta a elección del monarca. ¿Si no podemos como ciudadanos cuestionar las decisiones políticas del gobierno durante toda una legislatura, se cumple con el precepto de democracia?

Pues en España se dan ambos casos, ni podemos elegir al Jefe del Estado, ni disponemos de herramientas legales para cuestionar o abortar las decisiones aprobadas durante el periodo legislativo.

¿Democracia en España? Que se dejen de bromas. Y a nosotros nos toca empezar a tomar las riendas de nuestra vida: especialmente a todos los menores de 51 años que jamás hemos podido decidir sobre qué modelo de Estado queremos.

Pero para ello hemos de recuperar la imparcialidad en los medios de comunicación públicos (que son nuestros) exigiendo lo que sí recoge esa constitución que la mayoría no elegimos en su artículo 20.

A firmar por nuestra soberanía:

Iniciativa Debate


Carlos Taibo -conferencia-

Me he tomado la libertad de pasar el archivo original de audio a un formato más amigable. Recomiendo encarecidamente la audición de esta conferencia; brillante e imprescindible.


Pedro Zalba, Eurodiputado del PP, “timado” por un falso lobby.

“Y le pagaremos por su tiempo” YES, YES, YEAH.


Iniciativa Debate y Solidaridad con Panamá en RKB

Disfruté mucho con la compañía de Edu y Andrés (eres un gran comunicador), y cómo no, con la presencia de mi estimado y admirado Carlos Tena. Escuchadla entera, vale la pena.