Cuestión de dislexia

Otra mirada a Libia

Entrevista a una mallorquina en Libia (toda una lección frente a los asesinos occidentales)

 

 

http://leonorenlibia.blogspot.com/

Anuncios

13 comentarios

  1. No puedo acceder a la entrevista a la Mallorquina en Libia. Me la podríais mandar por email?
    Gracias

    21 marzo, 2011 en 16:01

  2. Te lo he enviado por correo, espero que te haya sido de utilidad.

    Un saludo.

    21 marzo, 2011 en 23:29

  3. Arnau

    En esta entrevista se pinta al pueblo de Libia como un ente totalmente a favor del dictador.

    A mi me parece que esta mallorquina tiene una visión muy local, de un punto en concreto.

    Dice durante un momento de su entrevista “Solamente conozco dos personas contrarias a Gadaffi en mi entorno”, pues perdonen señores y señoras, pero dos personas ni hacen una revolución contra su dictador, ni ponen el país patas arriba.

    Y si hay problemas tribales, será que la dictadura no tolera la diversidad (la entrevistada dice “Hay zonas tribales favorecidas por el régimen”, esto con DEMOCRACIA, no pasa.

    No, si resultará que el paraíso del socialismo real, estaba funcionando en Libia y no lo sabía nadie. Universidades gratis, regalos del estado, Incerso en primera clase… pero el pais patas arriba, y desde antes de la intervención, eh?

    22 marzo, 2011 en 11:42

  4. ...

    Hola, sinceramente, pese a que como es habitual occidente tiene sus propios intereses económicos (cuando han estado desligado de la política????), me parece que la entrevista a esta mujer… bueno, siempre viéndolo desde fuera, pero no me parece en absoluto objetiva. En cierto modo pretende mostrar a un Gadaffi cercano, bueno, solidario,… (lo dice en serio???) algo tan cierto como decir que su querido amigo Berlusconi es todo un feminista… La sensación que da este testimonio suena a los típicos comentarios de un pueblo oprimido a un extranjero (nunca van a decir la verdad hasta que no tengan una confianza real… caso de los marroquíes y su “querido” rey…), e insisto en que en esos “rebeldes” hay cosas que se pueden considerar extrañas… aunque Gadaffi no se queda precisamente a la zaga… Sea como fuere, insisto en que la entrevista me parece tan parcial o más que las propias noticias que aparecen en prensa, lo siento pero el testimonio de Eleonor no parece en absoluto objetivo, posiblemente la verdad se encuentre en algún punto perdido entre las distintas versiones, pero dudo mucho, mucho que la entrevistada esté mostrando una verdad real y sin distorsión…

    22 marzo, 2011 en 12:28

  5. Sé poco de Libia, como me imagino la mayoría de los europeos, para qué mentir…

    Pero los que critican a Libia saben en su mayoría tanto o menos que yo.

    El contraste de información es lo importante, porque los medios de los grandes grupos obedecen a intereses particulares, e incluso los públicos atienden a “otro” tipo de intereses.

    Esto es lo que dice a día de hoy wikipedia:

    “…Actualmente al país se le adjudica la esperanza de vida más alta de África continental (si se cuentan a las dependencias sólo es superada por la isla británica de Santa Helena), con 74 años.2 También cuenta con el PIB (nominal) per cápita más alto del continente africano, y el segundo puesto atendiendo al PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo (PPA). Además, Libia ocupa el primer puesto en índice de desarrollo humano de África.”

    Y no parece a tenor de esta información, que Leonor esté muy equivocada.

    22 marzo, 2011 en 14:47

  6. cami

    Es ingenuidad pensar con criterios maniqueístas de “con migo o contra mi”, como pretendía obligarnos Mr. Bush en su cruzada brutal contra el medio oriente hace años. ¿Acaso era Sadam Hussein un santo? era un dictador, pero lo que hicieron los Yankees -justificandose como “liberadores” del pueblo Irakí- lo que hacen todavía, es sencillamente HORROROSO. Un crimen contra la humanidad, y eso que Sadam era un dictador. Así que sea quien sea Gadafi, nada bueno puede venir de una intervención militar de las potencias, menos cuando está suficientemente claro y probado que detrás se encuentran enormes reservas de combustibles y una importancia primordial en la geopolítica y la economía. ¿O acaso las compañías chinas no tienen nada que ver en el asunto?
    Evidentemente, es más complejo de lo que se cree, más cuando sabemos que los “rebeldes” son financiados hace décadas por la CIA, la misma que sostuvo unas cuantas decenas de dictaduras feroces en américa latina. Gadafi, como todo nacionalista, ha debido venderse tarde o temprano a los amos del Capital, máxime en esta época hegemónica. Pero con ello justificar invasiones como la de Irak en nombre de una democracia que ya ni siquiera es formal supone una brecha muy honda…

    P.D. Recomiendo la película “El León del Desierto”, financiada por Gadafi hace unas décadas, que relata la lucha por la independencia Libia a comienzos del XX:

    22 marzo, 2011 en 23:41

  7. sofía

    “La guerra es la continuación de la política por otros medios”. Carl von Clausewitz

    ¿Bombardear Trípoli es todo lo que Europa y Estados Unidos pueden ofrecernos como solución al conflicto Libio? No parece gran cosa. Desde luego, no es un prodigio de diplomacia o imaginación. En ningún caso parece una propuesta aceptable cuando proviene de aquellos que, en buena medida, son responsables del problema. Gadafi es un hijo de puta pero, no lo olviden, hasta hace unos días era “nuestro” hijo de puta. Los informativos ofrecen imágenes oníricas de los bombardeos, fuegos artificiales, pero ningún dato fiable sobre bajas en la población civil. La guerra de Libia, como todas las demás, sigue estando basada en el engaño

    ¿Imaginan que los aliados hubieran bombardeado Madrid para librarnos de Franco? Los tiempos y las circunstancias son distintos, pero quizá no tanto. El propio Gadafi se ha comparado con nuestro pequeño gran dictador, y se refirió a su entrada en Bengasi como a la de Franco en Madrid. No todos los dictadores son iguales ante los ojos de dios, ni siquiera ante los ojos mortales y miopes de los políticos. Recuerden que el ex presidente Aznar visitó a Muamar el Gadafi en Trípoli, y este le regaló un caballo llamado “El rayo del líder”. Y que Alejandro Agag, el yernísimo, invitó a Saif al Islam Gadafi, el hijo del dictador, a una montería en Aldea del Fresno (Madrid), seguramente para rematar su gran proyecto urbanístico común. O que Gallardón ofreció al sátrapa la Llave de Oro de Madrid, que le fue entregada en el salón de plenos de la sede municipal de la Plaza de la Villa. O que el rey Juan Carlos se desplazó hasta el palacio de Bad el Ezeia para hacerle una visita oficial. O que Zapatero viajó hasta el desierto el pasado año para compartir jaima con Gadafi. O que Moratinos, entonces ministro de Asuntos Exteriores, tras reunirse con el dictador se mostró muy satisfecho “ante las posibilidades de negocio para las empresas españolas en este país magrebí”.

    Hace cuatro días eran colegas. ¿Son ahora enemigos acérrimos? El fracaso de los políticos, creadores del monstruo, es estrepitoso. Y su hipocresía, descomunal: ¿Por qué Libia sí y no cualquier otro país donde en estos momentos hay conflictos en los que sufre la población civil? Congo, Nigeria, Birmania, Guinea Ecuatorial…Por intereses económicos y geopolíticos. Más preguntas: ¿Se puede imponer la democracia a punta de pistola? ¿Se puede proteger a la población civil atacando una ciudad? ¿No llega tarde, muy tarde, vergonzosamente tarde, nuestra “preocupación” por el pueblo libio?

    Una vez más, NO a las guerras.

    Javier Pérez de Albéniz

    http://eldescodificador.wordpress.com/

    23 marzo, 2011 en 8:55

    • Muy buena reflexión de Javier -con el que no siempre estoy de acuerdo-.

      Sólo apuntaría que lo que se puede decir de Gadafi es que no es democrático, desde luego. Pero es mucho más complejo que eso… la gente (por desgracia) sabe a lo que atenerse, y bajo esa premisa, obtiene una vida sencilla. No es bueno, pero es mucho más de lo que hay en la mayoría de países.

      Se podría profundizar en el análisis filosófico, e incluso ético; pero habría que comenzar mirándonos al ombligo “patrio”.

      23 marzo, 2011 en 9:12

    • cordia

      No has podido decirlo más claro.

      23 marzo, 2011 en 13:03

      • Es que lo que está ocurriendo no tiene justificación posible, y hay que recurrir a reflexiones básicas para lograr algún punto de encuentro con la realidad que entendemos.

        Está todo tan prostituido, y los medios de desinformación tienen tanta fuerza, que uno se desespera intentando facilitar la información neutra.

        Ya habrá tiempo de contemplar la evolución de la ética y la justicia, y de profundizar en su mejora, pero siempre con un criterio de prioridades; que en el caso de Libia estaban satisfechas, y siendo políticamente incorrecto: mucho mejor que en España.

        23 marzo, 2011 en 13:19

  8. Esta muy bien escuchar esa otra cara. Una observación, creo que es difícil describir a los lideres rebeldes como nucleos de corrupción dentro del estado. Parece más un intento por entender el conflicto Libio desde el imaginario occidental. Porque una cosa es hablar de corrupción en una sociedad donde la propiedad privada (individual) está bien definida legal y culturalmente en contraste con una sociedad que como lo describe la entrevistada responde a intereses tribales y/o familiares. Es posible que los rebeldes sean tan “corruptos” como el mismo estus quo.

    27 marzo, 2011 en 0:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s